lunes, mayo 29, 2006

MI QUERIDO AMIGO PIPO, COMPAÑERO DE LOCURAS

Bueno, estoy muy contento y se los quiero contar: hacia fines de julio, o sea dentro de muy poco, me voy a juntar con mi querido amigo y colega del Expreso Imaginario y de La Mano, Pipo Lernoud, para dos proyectos muy caros a nuestros corazones que desarrollaremos en el complejo multi-artístico ARTILARIA: el primero de ellos es un seminario intensivo de 1 (un) día acerca de una banda que para nosotros marca un antes y un después no sólo en la historia de la cultura rock sino en la historia de la percepción y la conciencia del arte joven: INCREDIBLE STRING BAND. Nos jugamos y vamos por todo: mañana y tarde del sábado 29 de julio a pleno con análisis de discos, letras, filosofía de estos colosos escoceses, Robin Williamson, Mike Heron y todos los otros que se subieron a su gran barco lleno de estímulos, con las terminales sensibles a pleno.
También vamos a mostrar imágenes de ISB nunca vistas por estas costas... El que es fan de ISB se va a dar vuelta y el que no lo es va a tener una aventura de aquellas...

Pero la cosa no termina ahí. Con Pipo Lernoud, poeta y periodista que estuvo allí desde el principio de nuestro rock, vamos a hacer precisamente eso: una CRÓNICA DE LOS COMIENZOS DEL ROCK NACIONAL para desentrañar el aporte enorme de la Generación de la Cueva. ¿Y qué mejor que compartirlo con alguien al que no se lo contaron: ESTUVO ALLÍ DESDE EL PRINCIPIO. La idea es 6 (seis) encuentros, con la música, la poesía y la vibración de aquellos pioneros: Moris, Pajarito Zaguri, Miguel Abuelo, Tanguito, Litto Nebbia, Javier Martínez, Pappo y el propio Pipo. Pero además, vamos a incluir a los otros grandes pioneros: Almendra, Arco Iris, Vox Dei, Pedro y Pablo, Sui Generis, Aquelarre, Pescado Rabioso, Color Humano y La Pesada, entre otros. Toda la historia, por supuesto, rodeada del contexto histórico y social en que aconteció. Esto comenzará el Martes 25 de julio, de 21 a 23 hs. y se extenderá durante los siguentes 5 martes.

Los interesados pueden averiguar más subiéndose al sitio web de Artilaria: www.artilaria.com.ar
o llamando por teléfono al 4866-5863, por la tarde o por la noche, o escribiendo a info@artilaria.com.ar o yendo personalmente a José A. Cabrera 4132, casi esquina Pringles, en el barrio de Almagro.

¡Pipo y yo los esperamos!

5 comentarios:

Julita dijo...

Es increible la sonrisa que me robaste mientras leia la segunda noticia, realmente tengo muchisimas ganas de asistir a tal evento...igual seria interesante saber si se puede ir asi nomas como quien quiere la cosa o si es necesario anotarse y demas. Falta bastante todavia claro, pero pensar que cada día justamente va a faltar un día menos hace más llevadera la espera no?

comentario a parte...muy apropiado el titulo

Saludos

daniel j. ballester dijo...

Sobre una nota de Fabiàn Casas en el ùltimo nùmero de la revista La Mano


Un gesto de dolor no se puede editar, filtrar, descomponer, recomponer, fotoshopear o enaltecer vìa estomacal y aunque la ausencia de dolor no significa ausencia del gesto, con las palabras pasa lo mismo. Una frase, para que negarlo, pierde su significado cuando carece de sentido.
Prosodia expuesta de la oraciòn mas elaborada, lo que quiere contarnos Fabiàn Casas en su artìculo sobre Spinetta aparecido en el ùltimo nùmero de la revista La Mano es todo desolaciòn .
Vaya uno a saber sobre quien realmente tenìa ganas de escribir Casas pero lo cierto es que pocas veces en la historia del periodismo gràfico argentino se ha escrito con tanta mala leche sobre un mùsico popular como lo ha hecho Casas sobre Spinetta.
Desde crònicas suprarenales del tipo “Spinetta dijo a veces creerse Dios en una nota a Sergio Marchi”, a comentarrios nauseabundos que orillan el devaneo “Spinetta toca en la casa Rosada y en el Hotel Faena porque sabe que de allì nadie puede salir herido” a cerrar su exègesis rememorando una escena de la pelicula La Caida ( la esposa de J. Goobells se abraza a los piès de Hitler en sùplica) todo el desarrollo de la patètica e infortunada crìtica de Casas no pasa de una tramoyesca saga esquizoide con olor a nafta robada. Pero hay alguito mas:
es el ùltimo artìculo de la revista que quiere homenajear a Spinetta. No hay mas palabras para el flaco despuès de las de Casas y esas palabras hieren. No por su coyuntura ni por su intertextualidad, hieren como hiere una traiciòn, una estafa o una risa de plàstico.
No voy a examinar el ditirambo impreso en detalle porque es de tan demencial enjundia que lo ùnico que aporta es la certeza de que todos alguna vez podemos ser imbeciles . Esta vez le tocò a Fabiàn Casas.
Caligrafìa berreta para convulsionar los pacatos rincones del alma de la aristocracia intelectual de los que manejan bizarrìas barriales, confusiones catastrales bàsicas (Spinetta naciò en Nuñez y no en Belgrano), mamarrachos fachistoides (“Pappo representa la mùsica de los trabajadores”) y otras anotaciones desafortunadas plasman el decoro de la vehemencia de quien piensa en hacer Patria escribiendo en La Mano que Spinetta es un mùsico de derecha. Alguna vez a Discèpolo lo echaron de un bar y le escupieron el saco por sus convicciones polìticas. Nadie se mosqueò. Parece que les llegò el turno a los que escupen tinta. Van a terminar manchandose el saco o ensuciando el bar.


Daniel J. Ballester
Buenos Aires, abril 2006

alfredorosso dijo...

Daniel, hasta el día de hoy la nota de Casas sigue originando polémicas. Algunos sostienen que no tiene nada que ver dentro de un número homenaje; otros cuestionan su ubicación así como cerrando la revista, como si fuese la suya la opinión residual que quedará. Yo rescato como positivo que Casas pueda expresarse también, y esa situación incómoda de no saber si cabe o no su nota en el número homenaje también tiene su lado positivo: me libera de las falsas certezas y del excesivo temor reverencial y me recuerda que, a la larga o a la corta y más allá de las polémicas, los íconos y los iconoclastas, al polvo retornamos todos. Saludos. A.

daniel j. ballester dijo...

Querido Alfredo: esta muy bien, pero a Spinetta (a Garcìa, a Joni Mitchell, a quien quieras) les podès criticar todo menos la idoneidad, esto es la capacidad o la disposiciòn de un artista a la hora de concebir su obra (que es su manera de concebir la vida) y el artìculo de Casas trae oculta en su mala leche una bacterìa. Eso es lo que me molestò, detectar algo que quiso pasar desapercibido. Pero bueno, todo bien, leche en polvo o leche lìquida...hacia ya vamos. Finalmente ¿quièn dice que fumar porro y ser miembro del P. C. es incompatible? Fabian Casas, claro.

alfredorosso dijo...

...derechas, izquierdas... Siempre recuerdo mis días verdes de adolescencia. La hiper-derecha onganiática con sus próceres de bronce les gustaba meter en cana a los rockeros y cortarles el pelo "en un coiffeur de Seccional", como dice muy bien Cantilo. Y la izquierda veía a los rockeros más o menos como "burgueses que habían caído en otra trampa del capitalismo", palabras más, palabras menos. Y todo el mundo taaaan serio, taaan creído, tan verticalista, tan dogmático... Todos se hacían gárgaras con la palabra libertad. Hoy pasaron 30 ó 35 años y pienso: ¡Qué suerte que nunca tuve un carnet! Gracias rock and roll. Y Gracias, Daniel, por un debate luminoso. A.